2

Marrakech: la diversidad de la plaza Jemaa el Fna

4 Flares 4 Flares ×

¡Buenos días! Hoy os voy a hablar de uno de los lugares más caóticos y a la vez más atractivos que he visitado: la Plaza Jemaa el Fna, el lugar más famoso y visitado de Marrakech, en Marruecos.

JemmaelFnadenoche1

Plaza Jemaa el Fna, de noche

También llamada Jamaa el Fna o Djemaa el Fna, es una plaza que concentra a multitud de turistas y a naturales de la zona, rodeada por los laberínticos zocos y por la Mezquita Kutubía (o Koutubia), el edificio más alto de la ciudad. Su atractivo no reside especialmente en los monumentos o edificios que se pueden ver, sino en las costumbres y las personas que encuentras en ella.

La primera impresión que recibes al llegar es una mezcla entre caos y admiración. Lo primero por el tráfico de coches y motos que hay en ella y sus alrededores, y lo segundo por su tamaño y todo lo que encuentras allí, dependiendo de la hora en la que la visites.

Su continua transformación a medida que avanza el día es una de las cosas que más sorprende. Durante el día puedes ver tenderetes de artesanía local, sacamuelas, cuentacuentos, músicos, encantadores de serpientes, aguadores,  tatuadoras de henna y adiestradores de monos, todos ellos buscando “cazar” al turista para que se haga una foto con ellos o intentar venderle algo. Os recomiendo subir a la terraza de cualquiera de las cafeterías que hay en la zona, como el Café de France o el Café Glacier, y quedaros observando un buen rato la vida de la plaza, ¡No os aburriréis! Aquí os dejo unas fotografías de la plaza que tomé desde una de ellas.

JemmaelFnadedia1

Jemma el Fna, de día

JemmaelFnadedia2

Por la noche encuentras puestos de venta de zumo de naranja por unos 3 dirhams (unos 0,25 euros al cambio) o puestos de especias, y sobre todo, puestos de comida donde se puede cenar a un precio muy asequible, escondidos entre el humo de las cocinas que envuelve la plaza. Algo que siempre hay, sea de día o de noche, es gente, mucha gente. Siempre está abarrotada, te pasas el rato esquivando gente, bicicletas, y sobre todo, motos y más motos.

JemmaelFnadenoche2

En las calles que rodean la plaza también hay pequeñas cafeterías donde podéis tomar el tradicional té a la menta marroquí o sus increíbles galletas y pastas tradicionales, todas ellas buenísimas. Un consejo, no os dejéis llevar por el aspecto de los escaparates, ya que las pastas están rodeadas de abejas y da un poco de mala impresión ¡Cuando las probéis os olvidaréis de las abejas!

Dulcesmarroquis

Dulces marroquís

Si os alojáis en la Medina podéis llegar dando un paseo. Si os alojáis en las afueras lo mejor es coger un taxi, no se tarda más de quince minutos en llegar estéis donde estéis. Eso sí, ¡negociad siempre el precio antes de subiros o intentarán engañaros! Además, subirse a un taxi en Marrakech es una gran experiencia… ¡sobre todo si os gustan los deportes de riesgo!

4 Flares Twitter 0 Facebook 4 Google+ 0 4 Flares ×

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.