1

Brujas, una ciudad mágica

5 Flares 5 Flares ×

¿Buscáis una ciudad tranquila para desconectar? Vuestro destino es Brujas. Esta ciudad belga destaca por sus maravillosos canales, sus edificios históricos y sus calles empedradas, siendo la ciudad más visitada de Bélgica, por delante de su capital, Bruselas.

Brujas

También conocida como la Venecia del norte, Brujas debe su nombre a la palabra flamenca Brug (puente, en castellano), en referencia a la gran cantidad de puentes que cruzan sus canales.

Un paseo por Brujas no os llevará más que unas horas, con lo que es ideal para hacer una excursión de un día si viajáis a Bruselas, ya que está aproximadamente a una hora en tren, aunque si lo que queréis es descansar del día a día, también es buena idea pasar una o dos noches ya que nos os aburriréis de ella.

Tan pronto como salgáis de la estación de tren y crucéis la primera calle os encontraréis rodeados de vegetación y canales que os guiarán al Minnewater, o Lago del Amor, uno de los lugares más acogedores y románticos de Brujas y punto de partida ideal para recorrer esta ciudad medieval. Es especialmente bonito en otoño, cuando el colorido de la vegetación es realmente mágico ¡No os cansaréis de contemplar el paisaje ni de hacer fotos!

Minnewater

Minnewater

Mientras esquiváis varios cisnes y patos que andan sueltos por la zona, llegaréis a Begijnhof, un grupo de casitas blancas habitadas por monjas benedictinas que rodean a un pequeño jardín, al cual se accede a través de un puente sobre el canal. ¡En pocos lugares se respira tanta tranquilidad como aquí!

Brujas

Si seguís caminando  hacia el centro de Brujas, veréis diversos edificios históricos, de los cuales destaca la Onze Lieve Vrouwekerk o Iglesia de Nuestra Señora, sin olvidaros de entrar en cualquiera de las muchas chocolaterías que encontraréis. ¡En algunas os darán a probar bombones! Comprad cualquier tipo de chocolate y no os vayáis de Brujas sin haberlo probado, ¡está buenísimo! Os recomiendo las orangettes, unos bombones con naranja que están deliciosos.

Brujas

Siguiendo el curso del canal llegaréis al rincón más fotografiado de la ciudad, en el canal Dijver, desde donde podréis ver la torre Belfort, su torre más famosa, de 83 metros de altura. Brujas tiene muchos lugares para embobarse contemplando el paisaje, pero este es uno de los que no os podéis perder. En mi caso tuve la mala suerte de que el día estaba un poco nublado, como podéis ver en la foto, pero aún sí es el rincón más bonito y característico del centro histórico de Brujas.

Brujas

Vistas desde el canal Dijver, con la torre Belfort al fondo

Dejando atrás el canal, llegaréis al centro de la ciudad, donde están sus dos plazas principales, Burg y Grote Markt. Allí podréis continuar viendo edificios históricos, el ayuntamiento y múltiples restaurantes y tiendas, además de un mercado que ponen los sábados, donde os recomiendo echar un vistazo a sus productos gastronómicos.

Brujas

Grote Markt

Si con todo esto no habéis tenido suficiente, siempre podéis acabar el día con un paseo en barco por sus canales ¡Qué mejor manera de conocer Brujas que desde el agua!

 

5 Flares Twitter 0 Facebook 5 Google+ 0 5 Flares ×

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.