2

Enmarca tu mirada con Kohl árabe

9 Flares 9 Flares ×

¡Buenos días!

Hoy me gustaría enseñaros un producto para los ojos con el que se obtienen muy buenos resultados y a un precio irrisorio. ¿Queréis saber de qué se trata?

El Kohl es un polvo negro de componentes naturales, utilizado hace miles de años, tanto por hombres como por mujeres, para proteger los ojos del duro sol del desierto y de las posibles infecciones.

Kohl

En uno de mis viajes a Marrakech me animé a comprar uno en el Zoco por 10 dírhams (1€ al cambio). Se trata de una pequeña botella llena de un fino polvo negro y un diminuto palito de cristal como aplicador.

Su modo de uso es sencillo: se introduce el palo en la botella hasta que la punta queda impregnada por el polvo (no es necesario que humedezcamos el palo). A continuación podemos aplicarlo de diferentes maneras. Una de las más corrientes es hacerlo como si fuera un lápiz e ir dibujando el trazo. Esta manera no es complicada pero se necesitan varias pasadas para que la línea quede totalmente negra y al ser un polvo muy fino y pigmentado corremos el riesgo de acabar con nuestras ojeras y mejillas manchadas de motas negras.

En mi opinión, la forma más sencilla es colocar el palito justo en el lagrimal, tocando la waterline, cerramos el ojo manteniendo el paño en su interior y lo deslizamos suavemente hasta el otro extremo. Con este simple movimiento lo que conseguimos es maquillar de una sola pasada la línea de agua inferior y superior a la vez.

Mi consejo es maquillar primero los ojos y después aplicar el corrector para evitar que cualquier posible motita que se desprenda no ensucie el maquillaje.

El Kohl árabe es muy pigmentado, con lo que el trazo que dibujemos lucirá un negro muy intenso, perfecto para un look de noche si lo que buscamos es resaltar nuestra mirada.

Ventajas: pigmentación, duración increíble, en mi caso mejor que la de cualquier otro lápiz,  intensidad y precio inmejorable.

Inconvenientes: los primeros segundos después de aplicarlo los ojos te escuecen e incluso pueden lloriquear. Esto se debe a que, a pesar de que nosotros le demos un uso cosmético, es un producto pensado con fines medicinales y se encarga de limpiar el ojo. El hecho de sentir esa especie de picor en un principio no es malo, todo al contrario, eso significa que está elaborado con productos naturales aunque la sensación inicial puede resultar algo incómoda.

A pesar de su intensidad, el Kohl me gusta tanto para el día como para la noche. Si deseamos que la mirada pierda un poco de “agresividad”, lo único que debemos hacer es difuminarlo (se difumina a la perfección) y dejar para otra ocasión el rabillo del ojo.

Me encanta este producto y creo que con pocas cosas más se puede conseguir un look bastante resultón.

Como ejemplo os dejo este maquillaje muy sencillo: kohl árabe difuminado en la línea de agua y a ras de pestañas superiores, sombra marrón para integrar el negro con nuestro tono de piel y una buena capa de máscara de pestañas.

Kohl 

Kohl

 

¿Qué os parece este producto? ¿Lo habéis utilizado en alguna ocasión?

9 Flares Twitter 0 Facebook 9 Google+ 0 9 Flares ×

2 Comments

  1. Hace tiempo escuché de este producto y tengo muchas ganas de comprarlo. Me dijo una amiga que se bañaba en la playa y no se le iba!
    Lo malo es …¿dónde se puede adquirir? jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.