3

Volviendo a la infancia

3 Flares 3 Flares ×

¡Buenos días!

Hoy me gustaría escribiros sobre uno de los sitios más mágicos del mundo: Disneyland Paris (o Eurodisney, como lo conocíamos antes). Da igual la edad que tengáis, es un lugar maravilloso tanto para los niños como para los no tan niños. Ahora que se acercan las fiestas de Navidad, es una época ideal para visitarlo. ¡Seguro que lo disfrutáis!

Disneyland

Castillo de la Bella Durmiente

En mi caso tenía más de 20 años cuando fui la última vez, y me lo pasé igual de bien que cuando fui con mi colegio por primera vez en octavo de EGB. Además, es una excusa ideal para conocer París. En una semana se pueden dedicar 3 días a disfrutar de los parques de Disney y 4 para visitar lo más importante de la ciudad: la Torre Eiffel, Montmartre, Notredamme y muchos lugares preciosos que no hay que perderse en la capital francesa.

Llegamos a París en tren a primera hora de la mañana aunque os recomiendo el viaje en avión ya que en tren se hace bastante pesado, ¡Son unas 12 horas desde Barcelona! De todos modos, tiene la ventaja que se viaja de noche, en litera, y se llega descansado después de haber dormido toda la noche, si el traqueteo del tren os deja hacerlo. Tampoco dejaría de lado el AVE, que en algo más de 5 horas os lleva a París.

Al salir de la estación ya teníamos un autobús esperando para trasladarnos a nuestro hotel de Disneyland. El elegido fue el Santa Fe, de ambiente mexicano.

En otro post os hablaré sobre el resto de hoteles del resort, tenéis un montón donde elegir, de diferente temática, aunque si podéis, reservad en el Disneyland Hotel ¡Os encantará!

Tan pronto como dejamos las maletas tomamos el siguiente autobús gratuito que te lleva hasta los parques y nos dirigimos a la entrada para empezar a disfrutar como niños.

Disneyland

Disneyland Hotel

Recordad que hay 2 parques, el parque Disneyland y el parque Walt Disney Studios. Os recomiendo dedicar dos días al primero y uno al segundo, ya que Disneyland ofrece mucho más.

Disneyland

Inicio del recorrido dentro del parque

El primer consejo que os doy es que una vez estéis dentro del parque utilicéis vuestro FastPass, un servicio de números que os servirá para que os den hora para acceder a una de las atracciones del parque ese día, con lo que cuando se acerque la hora que os han dado tan sólo tendréis que dirigiros a la atracción y haréis muy poca cola, cosa que se agradece en un lugar con tanta gente y tanta espera para acceder a las atracciones. Para utilizarlo tenéis que introducir vuestra entrada en una de las máquinas expendedoras y, tras ello, nos imprimirá un boleto de FastPass con el rango horario en el que debemos volver a la atracción. Los dos parques abren a las diez de la mañana y tenéis unas doce horas para disfrutarlo, aunque creedme, ¡se hacen muy muy cortas!

Eurodisney tiene 5 zonas temáticas: Adventureland, Discoveryland, Fantasyland, Frontierland y Main Street, USA. Como atracciones principales por zona, tenéis, entre muchas otras:

-Adventureland: Pirates of the Caribbean, Indiana Jones and the Temple of Peril y Captain Hook’s Pirate Ship

-Discoveryland: Space Mountain, Buzz Lightyear Laser Blast y Autopia

-Fantasyland: It’s a small world, Alice’s Curious Labyrinth y Sleeping Beauty Castle

-Frontierland: Big Thunder Mountain y Phantom Manor

Si tuviera que escoger una de ellas no sabría con cuál quedarme. El castillo de la Bella durmiente es obligatorio por ser el emblema del parque, y además tiene unas vidrieras preciosas. ¡No podéis iros sin visitarlo! También me gustó mucho el laberinto de Alicia, tiene un colorido excepcional. Por último, destacaría It’s a small world, una sencilla atracción donde paseas en barca recorriendo varios países del mundo con muñequitos y música de animación ¡Es espectacular!

Disneyland

Vidriera dentro del Castillo de la Bella Durmiente

Disneyland

Laberinto de Alicia

Disneyland

Detalle de It’s a small world

Disneyland

Detalle de It’s a small world

Casi todas las atracciones están indicadas para todas las edades y, aunque hay algunas más fuertecillas como la Space Mountain, la Big Thunder o la de Indiana Jones, no son nada comparables con la intensidad de otras que encontramos, por ejemplo, en Port Aventura. De todos modos, lo hermoso de este lugar es el ambiente que se respira gracias a sus personajes y a la magia que lo envuelve.

En cuanto a los restaurantes y bares, hay a montones, pero son bastante caros para lo que ofrecen. Creo recordar que no se permite la entrada de comida al recinto, aunque nosotros llevamos unos bocadillos y no nos dijeron nada. Fuera del parque, a 5 minutos caminando, tenéis la Disney Village, donde encontraréis más locales de restauración, además de otras tiendas y cines.

Por último, recordaros que en el parque no sólo encontraréis atracciones. A lo largo del día hay múltiples espectáculos (¡no sabréis cuál escoger!) y, sobre todo, personajes Disney dando vueltas por todas las zonas del parque. ¡Acabaréis corriendo detrás de ellos para haceros una foto! Y no os olvidéis de asistir a alguna de las cabalgatas. Son geniales.

Disneyland

Disneyland

Disneyland

Disneyland

¿Os animáis a volver a vuestra infancia?

3 Flares Twitter 0 Facebook 3 Google+ 0 3 Flares ×

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.