4

Navidad en Nueva York

4 Flares 4 Flares ×

¿Estáis pensando en hacer una escapada a Nueva York esta Navidad? Con multitud de sitios para visitar, musicales para disfrutar, rascacielos a los que subir o calles y avenidas para “simplemente” caminar y dejarse envolver por su frenético ritmo de vida, Nueva York es una de las ciudades más visitadas del mundo.

A estas alturas habréis leído de todo sobre el Empire State, la Estatua de la Libertad, Times Square o la Quinta Avenida. No os voy a contar nada nuevo sobre ellos, simplemente hay que verlos y vivirlos. Lo que realmente os recomiendo es visitar la Gran Manzana durante la Navidad.

Central Park

Central Park

Eso es lo que hice el año pasado y la experiencia fue fantástica. Sí, hacía frío, algún día nevó, otros llovió, pero en Navidad la ciudad cobra aún más vida y la decoración y el ambiente navideño te envuelven por completo, haciendo estas fiestas todavía más especiales.

En este post, me gustaría recomendaros qué hacer el día de Navidad, aprovechando que la mayoría de los sitios están cerrados, así como dónde celebrarlo y cómo aprovecharlo al máximo. 

La mejor opción es empezar el día visitando Central Park, recorriendo sus múltiples senderos y lagos, ya sea caminando o alquilando una bicicleta y buscando esos maravillosos rincones de película y alguna que otra ardilla que se atreva a salir. En mi caso di un paseo por la mitad sur del parque, entre el Museo de Historia Natural y la 59th Street, y la caminata me llevó poco más de dos horas. De todos modos, sus cuatro kilómetros de longitud dan para un buen rato, ¡así que no tengáis prisa y aprovechad cada rincón del parque! Y sobre todo, parad a tomaros un buen chocolate caliente para combatir el frío. ¡Sienta de maravilla! ¿No os tomaríais uno ahora mismo?

Central Park

Central Park

Como ya os habrá entrado hambre después del paseo, será hora de dirigirse a un buen restaurante. Después de muchos días de búsqueda por internet y de muchas dudas sobre cuál reservar, acabé decidiéndome por el 230 Fifth, ¡y menudo acierto! Como su nombre indica, está situado en la Quinta Avenida, en el número 230, en una vigésima planta de altura, y con unas vistas desde su terraza al Empire State sencillamente impresionantes.

Cada año ofrecen su “Christmas Brunch”, un buffet libre de calidad, desde las 10-11 de la mañana hasta las 4-5 de la tarde, con un servicio muy profesional y amable. El año pasado había en torno a unos 12 platos para escoger entre ensaladas variadas, pasta, salmón, carne, varios acompañamientos, galletas, postres, y su precio rondaba los 60 dólares (unos 45 euros) por persona. Nos levantamos a llenar el plato seis o siete veces, así que, ¡id con hambre que vale la pena! Si vierais lo que llegué a comer aquel día…

En su página web cuelgan el menú unas semanas antes y podéis reservar la hora que prefiráis. Podréis estar el tiempo que queráis allí dentro, simplemente poneos cómodos en sus sofás mientras coméis y disfrutad del ambiente y de sus ventanales. Y una vez acabéis de comer tenéis la opción de salir a la terraza y contemplar el skyline de Nueva York desde allí. ¡Ah! Y no os preocupéis si hace frío, ¡al salir a la terraza os ofrecerán una bata de color rojo para que os abriguéis!

Aquí os dejo una fotografía que hice desde la terraza, para que os hagáis una idea de las vistas. Desde la página web del 230 Fifth veréis más imágenes de su interior y exterior. ¿No os entran ganas de ir para allí ahora mismo

Empire State, desde la terraza del 230 Fifth

Empire State, desde la terraza del 230 Fifth

Para acabar el día, podéis dirigiros a cualquiera de las pistas de patinaje sobre hielo que tiene Manhattan. ¿No sabéis patinar? Da igual, ¡yo tampoco!

En primer lugar, y por ser la más conocida, tenéis la del Rockefeller Center, aunque no os la recomiendo ya que siempre está llena de gente patinando y resulta difícil acceder a ella, ya que, además, siempre hay mucha gente por la zona.

Como segunda opción tenéis la pista de Central Park. Es la más grande de las tres y también la más cara, aunque patinar con ese entorno a tu alrededor puede valer la pena.

Pista de patinaje, en Central Park

Pista de patinaje, en Central Park

Por último, y quizás la más recomendable, sería la que hay en Bryant Park, muy cerca de Times Square, donde además podéis encontrar un mercadillo navideño dentro del parque. Esa fue la escogida por mi y ahí es donde estuve quince minutos patinando y ¡tres cuartos de hora por el suelo!

Pista de patinaje, en Bryant Park

Pista de patinaje, en Bryant Park

Con esto, habréis pasado el día de Navidad en Nueva York, y sólo os quedará buscar un sitio para cenar e iros a descansar, ya que el día siguiente, 26 de diciembre, empiezan las rebajas “After Holiday Sales” en Nueva York, y hay que estar descansad@s, aunque de eso ya os hablaré en otra entrada.

Y vosotr@s, ¿Tenéis alguna otra sugerencia para pasar el día de Navidad en Nueva York?

4 Flares Twitter 0 Facebook 4 Google+ 0 4 Flares ×

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.